FIJATE LO NUEVO

lunes, 1 de octubre de 2007

Colectivos: del sueño a la pesadilla


Durante toda mi infancia había soñado con manejar un bondi. Tenía entre mis juguetes favoritos a un colectivo 60. Me había interesado por cada uno de sus recorridos y los ubicaba en la Guía “T”. Todo para que, cuando empezaba séptimo grado, todo se vuelva en contra. No usaba más guardapolvo por reglamento de mi escuela (pública) y los colectiveros se negaban a darme el boleto escolar. Esto generó varias peleas entre aquellos señores y mi persona. Que si tenía una constancia, que “nene, ponete el delantal”, que “si viene uno de la empresa voy en cana por darte el boleto a 10 centavos”.
“El mundo no era lo que pensabas” pude haber dicho.

Pero saben qué es lo mejor: ¡que se acabó el momento sentimental del post!!!

Con la mente ya en frío vamos a revisar algunos de los casos y cosas que pasan en un colectivo de principio a fin:
En la parada: si no conocés a nadie ahí el tema para arrancar una conversación siempre es “cómo tarda este colectivo”; “estos servicios son cada vez peores”; etc. Si conoces a alguien, ídem. Una actitud inconformista siempre da resultado. La otra persona te va a contestar seguro, y quizá surjan otro tipo de temas más agradables a los que a vos te gustan llegar.
Subiendo al colectivo: acá nos metemos en problemas. Por un lado, quiere subir (y es de buen tipo dejar que lo haga primero) una señora de edad o una embarazada, siempre hay alguien así en una parada. Pero por el otro está el Señor colectivero que te mira con una cara... porque perdiste tiempo cediéndole el paso a la mujer que se encontraba a unos metros de donde paró el bondi. Lo peor es que a veces no te dicen ni gracias y el que te dice algo es el chofer... (Lo digo por experiencia)
Pidiendo el boleto: (Casos verídicos)
Chica de 9no año:- Un escolar.
Colectivero:- ¡Pero ya se están por casar y piden un escolar!
Alguno:- Setenticinco.
Encima, las nuevas monedas de 10 centavos no las aceptan las maquinas.
Eligiendo un lugar: depende de cómo viene el colectivo:
Vacío: elijo siempre por la ventanilla, en un asiento que no sea doble.
Medio: nunca sé si sentarme o no. Si me siento seguro que en la parada siguiente se sube alguien al que le voy a tener que dar el asiento. Si no me siento, más lugares se irán desocupando pero yo diré “bah, ya me bajo”
Lleno: entre “permiso” y “permiso” metete para atrás. El “parada, por favor” en la puerta del principio no funciona con muchos colectiveros.
Súper lleno: ¿encima querés elegir un lugar?
Bajando: lo correcto: tocá una vez el timbre y esperá a que llegues a la parada.
Lo “KAZ”: pensándolo bien, si te trataron así y todo eso, no vendría mal unos toquecitos de más al timbre, digo, no...


¡Volvé cuando quieras!
Ah, y si sos colectivero tambien ;)

7 comentarios:

Natu dijo...

PRIII
Bueno...me remonto en la historia de mi infancia y no hay caso...no me gustaron antes los colectivos...y ahora menos!!!
No se..creo que ya no hay arreglo..los odioo!!jaja
Saludos

Dalma dijo...

La gordita de la foto se esta bajando del bondi?
Si es asi, lastima no sacaste la foto unos segundos despues, cuando el tacherlo la paso por encima. Hubiese causado impacto en el blog, che.

Horacio dijo...

uuuhhh qué bárbaro, yo cuando era pendejo pensaba en ser chofer de micros de larga distancia

Tomás Münzer dijo...

Sí, yo cuando era niñ toacab el timbre y no bajaba, jaja, uno no se daba cuenta y pensaba que le salía bien, pero el colectivero y los pasajeros te miraban, así que era obvio que lo dejaban pasar, y lo hacían porque no podían pegarte. Bueno, uno cuando es niño tiene esas prerrogativas.

Horacio dijo...

yo cuando era niño no llegaba al timbre, porque en esa época el timbre estaba siempre arriba de la puerta, jajaja, sí, ya sé, estoy hablando de hace más de 30 años y ustedes no tenían ni siquiera planeado nacer

principio de incertidumbre dijo...

Yo no tuve cultura de colectivo... En mi ciudad-pueblo hay línea que une a la comarca (Viedma-patagones) pero nosotros usábamos la lancha (que cruza el río) o en auto...


Recién usé colectivos cuando empecé la uni (en bahía blanca). Acá se usa tarjebus. Nada de monedas. Y me perdí muchas veces, llorando como una tarada.

Pero sí, me he subido en Bs. As.

bajo.* dijo...

jaja

yo vivo en Bahia Blanca q es la ciudad con el pasaje de colectivo más caro de Argentina

q divertido
(?)

exitos!
^^

b.*