FIJATE LO NUEVO

viernes, 19 de diciembre de 2008

Que no te quiten el placer de una buena pizza

Decir pizza es recordar buenos momentos: es evocar su sabor inconfundible, es evocar reuniones con amigos, es evocar el indiscutible humor negro de las propagandas de Sibarita de hace un tiempo... Sin embargo, a nuestra querida redonda la maltratan con frecuencia. Vos, amigo, deberás saberlo porque seguro que sos tan pizzero como yo y sabés que hay cosas que no se hacen.

Por ejemplo, el otro día fui a un pizza libre con mis amigos. "¡Dale, vamos ahí que va a haber lugar seguro!", me decía uno. Al preguntarle por qué estaba tan seguro argumenta: "porque no va nadie nunca" Mi posterior "por algo será" no pudo cambiar el destino: teníamos que ir a ese lugar y punto. OK. Entramos, nos acomodamos, reimos, cargamos a un hincha de Racing que iba perdiendo, comimos... Y, ¿para qué? Mi paladar apocalíptico no se había equivocado: la pizza era horrible. Toda una falta de respeto.

Alfredo Casero, desde su columna en La Razón, opina que "una pizza mal hecha merece el peor de los repudios porque es un maltrato al alma." Ninguna frase se ajusta más a lo que sentí esa noche. La calabresa era tan fuerte que le tuve que sacar el único salamín que tenía, la de papa no tenía sentimiento, comer la de champignones fue sólo un trámite... Y la lista sigue. También te ofrecían las estéticas porciones de pizza con ananá, que son una verdadera ofensa hacia la propia pizza. ¿A qué idiota se le ocurre mezclar algo salado con algo dulce? Estas aberraciones son castigadas por Horacio en sus Instrucciones para Comer.

A priori la cena ya estaba mal: ir a una pizzería libre. La pizza posta es en la que se la pedís a un cocinero gordo y sudoroso en la cara, no la de un lugar en que se fomenta la compertencia entre amigos cuando viene la chica con la bandeja diciendo "morrón, calabresa, aceituna" y vos querías la de morrón y resulta que el hachedepé de tu amigo fue más rápido y se la ganó. Tal vez los pizza libres sean una fábula del Capitalismo.

En fin, no te comás un garrón y elegí bien donde comerte una pizza. Si no te pasa como a mí (y ojo que estoy omitiendo por razones de buen gusto, las consecuencias nada graciosas de mi mala alimentación aquella noche).

Mi consejo: comprate una pizza si tenés ganas, no importa que te excedas de peso porque nada va impedir exceder tu felicidad de panza llena (qué linda frase me mandé). Pasá las mejores fiestas y festejá diciéndole NO a la dictadura del pavito con sidra: ¡pizza y cerveza para todos!

¡Volvé cuando quieras!

18 comentarios:

ChaPa ((( 22 ))) dijo...

TOTÁLMENTE DE ACUERDO!


SI AL VITEL TONET CON CHAMPAGNE MEN! (?)


Naaaa...

Chiste... Si a la birra con birruli o un asadito con vino!


ChaPa ((( 22 )))

julo dijo...

Porque soy jodido sólo comento sobre tu última oración: Sí! Alguien tenía que terminar esta mentira impuesta por lo que algunos llaman tradición. Adhiero COMPLETAMENTE: pizza y cerveza para todos en las fiestas, que el pollo frío no es divertido, che.

Jaja, saludos... y gracias por pasarte.

KAZ dijo...

Chapa, vos descorchás champagne todos los días, eso pasa :P

Julo, y yo soy más jodido y te contesto tu última frase también: "De nada, seguiré pasando." Jajaja.

Mandy dijo...

Y ni te digo de los deliveries que tienen nulo respeto por la pizza y llega más fria que el helado que pediste de postre.

ChaPa ((( 22 ))) dijo...

Jajajaja... ¿Champagne?


Naaaaaaaaaaaaaaaaaa... APESTA...


Eso es para los que se hacen los finos... Yo no soy ni fino ni me hago...


AGUANTE LA BIRRA SANTA FE!!!



ChaPa ((( 22 )))

KAZ dijo...

Mandy, sí, esos son los famosos criminales de la pizza que merecen un post aparte!

Chapa, ah bien ahí, entonces. Aguante la birra santafesina y el fassooooo :P

Tomás Münzer dijo...

Yo me hago unas pizzas zarpadas, no sabés...

Feliz navidad, no a la dictadura del pavito, pero sí a algunos pavitos, viva Perón y la pucha que vale la pena estar vivo...

Tomás Münzer dijo...

El título del post tenía que ser "pizza conmigo", un poco de intertextualidad, che... :P

KAZ dijo...

Jaja, en realidad se iba a llamar así, pero ya era robarle demasiado a Casero.

En fin, que viva Perón así me regala unas sidras y pan dulce :P

LuLu dijo...

Para las fiestas los sándwichitos de peceto con figacitas de manteca que hace mi vieja con una cervecita bieeeeeennnn fría, van como loco ehhh (En realidad porque no me gusta la pizza :P )

ChaPa ((( 22 ))) dijo...

Esooo...


Faaaasoooooo loocooooo...


Piniiiitoooo...



ChaPa ((( 22 )))

KAZ dijo...

Lulú, ¿cómo que no le gusta la pizza? Bueno, la perdono porque es nuevita acá :P

Chapa, un faso para vos ;)

Anni dijo...

Y... ya se porque no va gente a "ese" lugar, gracias kas, tu experencia nos ayuda a sobrevivir en este mundo :P
FELICES FIESTAS!!
Anni

Latin Loser dijo...

pizza? cerveza? faltan los amigos y es una reunion perfecta!!!

KAZ dijo...

Anni, en pocas palabras, no arriesgues tu vida al ir al pizza libre de Virreyes! Felicidades para vos también :)

Latin Loser, sí, viste? Lástima que haya que pasarla con la familia, jajaja :P

Dalma dijo...

la cancion de Casero es lo mas grande que hay

me mata la pizza, tal vez siga tu consejo

Felicidades!!!

Romé. dijo...

uh cage ahora no te puedo firmar
pero te puedo decir
andate a cagar (?)
jajaj na mentira como siempre una vez mas mui copado lo qe pusiste
tenes mucha razon
jajajaja
un besoote nos vemos!

KAZ dijo...

Dalma, pizzera, qué grande! Que la pases bien en estas fiestas con moscato, pizza y fainá!

Roma, obvio, yo siempre tengo razón :P Besos.