FIJATE LO NUEVO

miércoles, 30 de enero de 2008

La dictadura de La Serenísima


Comunicado N° 1: la República se encuentra gobernada por el Proceso de Organización “Danonino”, en el que la Argentina va a crecer.

Comunicado N° 2: se le entregará a cada familia del territorio un cajón lleno de Serenitos por semana, porque sino se llena de subversivos.

Comunicado N° 3: en caso de rebeldía y si se agota el stock de Serenitos, se procederá la persecución a manos de la Caja Vengadora.

Comunicado N° 4: el gordo de Danette será enviado como embajador a Rusia (sí, ni nosotros nos lo bancamos)

Comunicado N° 5: la libertad de expresión está siendo estudiada. Partamos de la base: dejar expresarse es dejar ser. ¡No puede ser! ¡¿Cómo dejar al Ser?!

Comunicado N° 6: no se permitirá la ingesta de tortas, helados ni vigilantes. Como dice nuestra propaganda: “Ser es el único postre que está permitido”

Comunicado N° 7: apoyamos a Botnia. Para los asambleístas, queso Finlandia.

Comunicado N° 8: toda sequedad de vientre o estreñimiento serán denominados como “tránsito lento.” Por ello, es nombrado Ernesto Arriaga como Ministro de Salud.

Comunicado N° 9: como siempre, recomienden Actimel (Pancho Ibáñez dixit)

Comunicado N° 10: será silenciado cualquier cuack! al final de algún comunicado y será condenado a comer Yogurísimo sin parar un segundo durante veinte años.

Comunicado Bonus Track: no se nos ocurría nada con el Yogurísimo, pero nos puede llegar a ser útil al final...

_______________________________________________________


(Pensamiento de un chico de diez años traumado por los cotidianos "¡Tomá la leche o te mato!" de su madre, también derivado por aspirar el vapor de la pava caliente. Muy alucinógeno, no intente esto en su casa. Fuente: Telerman Telecomunication Company: División Telepatía).

¡Viva la democracia y el mate cocido con leche!


¡Volvé cuando quieras!

sábado, 26 de enero de 2008

"Me voy a hacer un blog de Reggaeton"

¡No, no se asuten! No soy yo el que se lo va a hacer, tranquilos. Sólo es el arranque del post.

Lo que ocurre es que ayer, mientras trataba de que se me ocurriera una idea para actualizar (no lo logré) anduve viendo páginas de la competencia. Y en los géneros hay uno que sobresale: ¡de Reggaeton! Ojo, también hay otros que darían que hablar, pero me dedico a este nomás.

Por eso el título, porque digo, hay que sentarse un día, tomar la iniciativa y decir: "me voy a hacer un blog de Reggaeton". Habiendo tantos temas interesantes para hablar en un blog, te vas a quedar encasillado en unos pocos temas que zafan de Calle 13, no viejo.

Ya veo que alguien me dice que los chicos que hacen eso lo hacen sin pensar, sin importarle. "Le pongo de Reggaeton, quéseyo." Eso es ser impulsivo, pienso. Recuerdo cuando recibía cotidianas clases de educación y me decían que no había que dejarse llevar por los impulsos. Que no hay que agarrarse a piñas (tuve un aprendizaje forzoso con respecto a eso), que de ellos pueden salir cosas con patitas, etc. Y ahora me topo con otro ejemplo que me hace rechazar esa actitud impulsiva, por lo menos en esta blogósfera de la que estamos a tiempo de salvar.

¡Nooo, no me des más Gasolina!


No creo que me gane algunos enemigos provenientes de esos espacios, una: por que no tienen más de un post ninguno de los que se ven como más recientes (algunos no tienen entradas todavía y hace mucho que existen), dos: porque es muy casual que alguien nuevo entre acá (y qué mala suerte si es para criticarme). Pero si en una de esas casualidades alguien aparece que tengan en cuenta que sólo no los entiendo y estoy dispuesto al diálogo.

Porque siempre que me peleaba, perdía.


¡Volvé cuando quieras!

lunes, 21 de enero de 2008

La empanada argentina

Acostumbrado a cenar a las nueve de la noche, Antonio le pidió a la Doña que se apure con la comida. "Pero, pá" interrumpió como de costumbre Lucas, su hijo de veinte años. "¡Estamos a plena luz del día y ya querés empezar a comer!" prosiguió a pesar de que él también sentía hambre, aunque ocultándolo por la vergüenza de cenar con la presencia del Sol.

- Uh, este cambio de hora y la... - se lo escuchó decir a Antonio por lo bajo.

Así el viejo se empezó a hacer problema por lo inútil, según él, del adelantamiento de una hora sugerido por el gobierno. Y, en uno de los movimientos quizá más felices y acertados de Lucas en su vida, manoteó el control remoto y prendió la tele para la distracción del padre. El canal que estaba puesto de antemano era TyC Sports. Problemas en Racing. Todo mal para estas almas blanquicelestes. Lo corrieron. Lo dejaron en Todo Noticias. Antonio se entretuvo porque a un costado de la pantalla estaban los numeritos de la quiniela (que nunca le jugaba, pero siempre le pegaba), pero de repente, la pantalla se vio invadida por el URGENTE. La voz del periodista lo contaba "Incendio en Lanús, en una fábrica de tapas para empanada".

A Antonio se le agrandaron los ojos y le entró una especie de melancolía. No tenía esa sensacion por las familias que perderían su trabajo, no. Tuvo una emoción homerosimpsoniana. Imaginó que esa fábrica de tapas para empanada se convertía en un horno gigante en el que su mujer había puesto con empeño su comida, se le habría pasado el tiempo y se quemarían. Quedando de esas futuras empanadas sólo cenizas.

Golpeó la mesa, esto no podía quedar así. Se levantó de la silla y le gritó a la doña que suspenda el churrasco. "Hoy quiero que me cocines empanadas" le exigió.

- Uh, empanadas, no... - protestó Lucas que había sido de esas empanadas que bailan en la calle y encima no le fue bien y lo echaron.

- Pero, - respondió la mujer conservando la quietud de siempre para con su marido - las tendría que haber preparado antes, ahora van a salir a las milquinientas.

- ¡No me importa, - vociferó caprichosamente - quiero comer empanaditas hoy!

La mujer se hartó y le tiró algo por la cabeza. Era un imán que tenían en la heladera con el número de un delivery.

Antonio comió lo que quería al final. Pero sabiendo que, para él, el horno se había destruido igualmente ya que la empanada argentina se había perdido, como casi todo el patrimonio nacional, y que ahora venía por "delivery" y se come de un modo más yanqui.

---------------------------------------------------------------------------



¡Volvé cuando quieras!

domingo, 13 de enero de 2008

Cuentos (de ficción) chinos


Al único horóscopo que le creo es al de La Nelly, este no es el año de la Rata, es el del Tatú-carreta.

Estaba viendo el ranking de Best Sellers. No veo mi nombre. Un bajón, sí. Después me acuerdo que yo escribo, pero nunca publiqué un libro, y de este modo sobrellevo la frustración.

Bien, al grano. Hay dos secciones en el ranking: una de libros de ficción (generalmente novelas o cuentos) y otra de "no ficción" en el que aparece cualquiera escribiendo sobre temas que a la gente le resulta fácil leer. El tema es que ahí van los libros que hablan de asuntos la "realidad" o de historia o queseyoquemás. Veo en esta última el libro del Horóscopo chino de Ludovica Squirru. Digo yo, ¿no sería más acertado que lo pusieran como un libro de ficción?

Hablando con gente del palo (compradores y lectores de estos libritos) llegué a la conclusión de que, en realidad, lo leen por curiosos que son, nomas. Entonces, bien, si ya sabemos que no es verdad lo que va a pasar, ¿por qué no son más frontales y nos dicen que los horóscopos son unas lindas obras de ficción? Aparte, está bueno, es como de esos libros de "Elige tu propia aventura" en el que uno es protagonista pero sabe que es una falacia, que no estás en la selva amazónica salvando tu vida, estás enclaustrado en tu pieza leyéndolo. Es así.

Además, así se salvaría el honor de varios de estos astrólogos, todo sería distinto. Raúl Portal no saldría a decirles "taradotistas", "parasitólogos", etc. Es más, si esto se muda a la literatura le diríamos Blanca Curri a gente como... Paulo Coelho, por decir un nombre, ¿no?

Pero, (ya voy cediendo) hay que creer en algo siempre. Me leyeron mi horóscopo. Los augurios, son buenos pero un poquito ilógicos para mis posibilidades y/o limitaciones (por ser yo, ¿vio?) y estoy creyendo en algo. Que a ese horóscopo lo hicieron con alguna yerba de por medio...




¡Volvé cuando quieras!

martes, 8 de enero de 2008

Jugar al veinticinco

La interpretación del título es auspiciada por Telerman Telecomunication Company, servicios de telepatía. "De algún lado tenía que sacar un mango" Pelado Dixit.

Lector fútbolero: - está hablando de jugar al fulbo, ¡el 25!

Lectora timbera: - ¡Al fin puso algo útil en este blog, che. Está hablando de jugarle al 25, la gallina!


Lector acostumbrado a jugar al Prode: - Uh, está hablando de que se hizo de River este...


Lector fana de Peter Capusotto: - ¡Está hablando del faso!

KAZ: - No, ni me hice de River (¡que la mente se te haga a un láu!), ni voy a hablar de fútbol, ni de quiniela. Hoy acá se festejan mis veinticinco...

Un lector: - ¿Años?

KAZ: - Nooo, me faalta todavía... hoy acá se festejan los veinticinco posteos.

Lector, experimentado bloguero: - Sí, no sabés cuánto te falta...

Presentó Telerman Telecomunication Company.


Sí, yo sé que muchos hacen 25 posteos por mes, pero este blog (por lo menos hasta ahora) se actualiza una vez por semana. Así que tomelo o dejelo (de leer, obvio).

Hoy es la entrada número veinticinco de este blog llamado Es caer bajo. Pero se pudo haber llamado de otras maneras, y es eso de lo que voy a hablar, de esa primitivas ideas:

The CAS Experimendo: (porque en realidad, mis iniciales son CAS) imitando a la creación de Casero. Pero después de pensarlo, me di cuenta que mi estilo no es muy parecido al de él, y decepcionaría a los lectores que quisieran leer algo caseriano. Y porque además era medio ladri. Se aborta la idea.

Mono-remington: era un título quizá más ambicioso, mezclando la idea del mono con navaja. Pero en lugar de eso tendría una remington, que se puede interpretar de dos maneras: el fusil o, como era un medio escrito, la homónima máquina de escribir. Pero en ese momento no estaba muy canchero para dar demasiadas exlicaciones... así que pensé un poco más.

Y quedó Es caer bajo, cual un capricho de artista, que no tiene nada que ver con mi temática, pero es el entre, como dijo Octavio, un comentarista, cuando me planteé el origen del nombre.

Se me pasó por la cabeza ponerle Skaerbajo por mi simpatía por el Ska, pero no quedaba bien.


Bueno, ahora quiero desviar la atención y renegar una vez más... ¿no odian cuando tienen el texto hecho, todo listo, le ponen una imágen o para justificar y el doble espacio hace que queden como cuatro renglones entre párrafo y párrafo? Bueno, yo sí. ¿Que soy el único, Telerman? Y bué...

¡Volvé cuando quieras!

miércoles, 2 de enero de 2008

A armar la Pelopincho...


Empezó el 2008. Ya se termina la década. Lo malo (¡pero, siempre hay algo malo, che!) es que ahora se viene la década del '10 y ese conjunto de palabras me transmite una sensación de que volvemos para atrás. Cuando me digan acerca del '10, aunque estemos en pleno 2010, me va a venir a la cabeza 1910, que se viene la Guerra Mundial, etc. Bueno, para algunos eso tiene cierta coherencia, pero arranquemos optimistas el año...

Relax, KAZ, relax. Teikirisi.

De vacaciones no me voy, como el año pasado, y el anterior del anterior. Ya parezco el de la propaganda del celular, en que un tipo se convierte en un hombre lobo marino al hacer las mismas cosas cada verano. Bueno, me quedé pensando en qué animal me convertiría yo sin irme de vacas todos los veranos. ¿Una rata de departamento? Estaría bueno, pero yo vivo en una casa. ¡CUACK! No un pato tampoco, no queda bien, no. Bueno, tal vez a alguien se le ocurre algún animal a través esa mentalidad tan brillante que tienen mis comentaristas...

Es así, otro año sin playa, con no mucha más arena que la bandeja de mi higiénico gato... Otro año con clases de inglés en las que me la voy a tener que rebuscar para responder la típica pregunta del Simple Past: "Where did you go last holiday?" Y yo diré que fui a Mar del Plata, como todo el mundo, y no a un lugar menos conocido así no me preguntan: "¿y cómo es allá? ¿fuiste a tal o tal lugar? Sí, y en castellano, porque las teachers cuando quieren chusmear no lo hacen en inglés porque tienen miedo que no les entiendan y se quedan sin saber qué hiciste. Aunque a lo último uno termina cediendo, diciendo que no se fue nunca, que lo inventó todo y punto. O sino la otra, acordarse de la última vez que te fuiste de Buenos Aires y contarla, que lo hice en otras oportunidades.
Pero bueno, por acá hay también tengo lindos lugares como el Delta para pasar un buen fin de semana. Además yo vivo en la Capital Nacional de la Náutica, y siempre hay algo bueno para ver.


¡Al fin un final feliz!


Y si te vas de vacaciones, acordate que siempre hay un cyber cerca, así que...¡volvé cuando quieras! :P