FIJATE LO NUEVO

jueves, 28 de febrero de 2008

No estar en el horno, sino a la parrilla


Uno que sabe de emociones homerosimpsonianas, puede que a veces sueñe con comida o, en el mejor de los casos, con verdaderos deseos que uno los plasma mediante suculentos platos oníricos. En definitiva, según dijo una vez Freud cuando comía un Roast Beef un tanto crudo: "el hombre que sueña con una barbacoa es porque está solo." Eso, pero más criollo, o sea, diciendole "asado", es lo que de alguna manera me pasa a mí.

Uno sueña con la parrillada, con unas buenas achuras y un vacío metidos ahí. Pero te das cuenta que el único vacío que tenés, amigo bloguero, es el que llevas dentro. El problema es cuando ese asado se convierte en una mujer. Aquí es cuando uno pide una chica que le quite el hambre, que cause el aplauso pa'l asador de todos tus amigos, y ya que estamos soñando, que salga tierna y digerible.

Hay veces que uno cree que la encuentra. Si se la gana, uno es el capo, el mejor asador del país (y quien dice de Argentina, dice del mundo). Pero claro, a veces se pierde (y acá entro yo) y uno se engaña a sí mismo. Uno sale diciendo que uno fue un ciego, que resultaba ser una milanesa de soja, no un asadito. Que, finalmente, era una loca, que me iba a subir el colesterol, que tenía grasa trans... Pero no. Era el asado que tanto ansiabas, y andá diciendo alpiste.

Cuando tuve la oportunidad de conocer a la mujer asado, ella salía con un salame. Nos ibamos conociendo más y empezaba a salir con un jamón crudo, un mortadela (ahí todos decían que era una yegua), un fiambrín, también creo que con uno de apellido Paladini. Tuve mi momento, mi oportunidad, pero ahí fue cuando escaló a la zona de los quesos, en la que uno ya no puede competir. Ojo que obvié la parte de los embutidos, pero sólo para no caer en el chiste fácil: una longaniza, un chorizo... no, por favor.

En fin, es triste ver el catálogo de la fiambrería y ver que tu mujer asado salió con todos los que están ahí. Pero mientras tanto, uno seguirá soñando, visitará rotiserías, confiterías, disquerías... pero seguirá esperando a estar de oferta en la carnicería nuevamente.

Habrá que bajar el precio.


¡Volvé cuando quieras!




Aclaración a los comentaristas: este no es un blog en que uno cuenta su vida sentimental y pide a otros que cuenten las suyas y/o piden consejos. Ya bastante le pago al resucitado Freud.

miércoles, 20 de febrero de 2008

El elegido

En esta última semana recibí tres sorpresas desde tres blogs. Primero, Sin estandarte, un buen blog que llevaban a cabo Gonza y Maritonick, me ha otorgado el Premio Arte y Pico por Creatividad y Diseño porque, tal como dicen, los hago reir con mis originales posteos semanales. Jaja, comentarios aparte. De más está agradecer nuevamente.

Pero luego Uoman me eligió para que yo siga con un meme con las ocho cosas que quisiera hacer antes de morir.

O sea, primero el premio, el júbilo, la alegría, la satisfacción misma. Y después, esa voz que me dice que aunque me gane mil premios algún día me voy a morir.

La tercera sorpresa ( y era otro meme) fue dada por Sapa, pero es un meme raro porque no pide ocho cosas, sino cinco, y esas son las palabras que más repito.

Bueno, en fin, acá van los premios: los cinco ganadores además se llevan los dos memes para continuarlos, aunque conociendo a algunos, sé que no los seguiran. Mejor!

Combatiendo al capitán: me gusta este blog político-humorístico, punto. No entro en detalles porque ya Tomás va a seguir diciendo que es algo así como Dios y no es lo que queremos.

Hay gente para todo: Dalma ya sea matando gatos, criticando a Paul Mc Cartney, o también, (pobre, la comprendo) haciendo memes nos hace reir y cómo.

Irreflexiones arbitrarias: acá Horacio dice lo que queremos oir. Destroza a quien queremos ver destrozado. Quizá no dé muchos argumentos, pero para qué darlos cuando se tratan de ciertas cosas.

Principio de incertidumbre: Lorena con ese no sé qué de sus posteos se gana un lugar acá. Un blog apacible, diría yo.

Manías y algo más: Natu también me hace reir y, también, deberá hacer los memes. Pero, ojo, dijo que ayer volvía...y la seguimos esperando.

Ocho cosas antes de morir:

- Viajar por todo el mundo (era cantado).

- Hablando de cantando, cantar con Charly García y Alfredo Casero en el Glaciar Perito Moreno.

- Publicar muchos libros y que me critiquen en blogs como este.
- Los ideales de una familia burguesa.

- Participar de un concurso de comer hamburguesas sin parar para la Televisión Yanqui.
- Ver salir campeón de fútbol por primera vez en mi vida a la Selección Argentina. De Boca no digo nada, porque ya me dio todo.

- Asistir a un recital de unos reunidos Fabulosos Cadillacs (me hice fanático de ellos cuando se separaron)

- No lo voy a escribir, obvio. (No deje volar su imaginación, por favor)

Cinco palabras que pensaba haber repetido mucho:

Boca: 8

Fontanarrosa: 6

Volvé: 41

Cuando: 56

Quieras: 43

A seguir los memes entonces, sino salió premiado alegrese por ello.

A continuación y en letra chica las indicaciones para continuar el meme y la entrega de premios respectivamente. ¡Para copiar y pegar...! (...En el Word y ponerlo en Fuente 12)

PREMIOS: 1.- Una vez recibido, se deberán elegir cinco blogs que sean merecedores del premio por su creatividad, diseño, material interesante y aporte a la comunidad bloguera, sin importar su idioma.2.- Cada premio otorgado debe tener el nombre de su autor/autora y el enlace de su blog para que todos lo visiten.3.- Cada premiado, debe exhibir el premio y colocar el nombre y enlace al blog de la persona que lo ha premiado.4.- Tanto el Premiado, como el otorgante, deberán exhibir el enlace de Arte y pico, para que todos sepan el origen de este premio.
MEME ANTES DE MORIRTE: 1. Cada jugador comienza con un listado de ocho cosas que quiere hacer antes de morir, no importa las que sean, pero ocho.2. Hay que escribir esas ocho cosas en su blog, junto con las reglas del juego. 3. Hay que seleccionar a ocho personas más, invitarlas a jugar y anotar sus nombres o el nombre de su blog.4. Es importante no olvidar dejar un comentario desde donde nos invitaron a jugar.
MEME DE LAS PALABRAS:Buscar en google las palabras mas usadas (la idea es buscar cinco palabras y descubrir cuán a menudo las usas en tu blog. Para eso, usando google, hay que poner la palabra que querés buscar entre comillas y el nombre de tu blog anteponiendo la palabra site. La cosa sería mas o menos asi: "palabra" site:nombredelsite.blogspot.com (notese que no hay espacios entre el site:blablabla)

Sin obligación de compra.

Las tres palabras más dichas en este blog.

jueves, 14 de febrero de 2008

Can I have a can?

Mi perro se la banca.

Se ha dicho desde siempre que "el perro es el mejor amigo del hombre". Pero con qué argumentos se le ha dado semejante honor, me pregunto. "Debe ser por Dog Chow", supondría uno. Pero no, tienen varios méritos por los cuales uno llega a esta conclusión o, al menos si uno revisa ciertos aspectos de otros animales, se da cuenta que no hay como el can.
Por lo menos es el mejor animal doméstico (ya que en esto no cuentan los monos ni los ornitorrincos) porque, descartemos de a uno: el loro, por una cuestión más de practicidad que de gustos, no puede ser de lo mejor. Si bien tiene una ventaja (habla) esa virtud puede convertirse en un defecto. Hay que decirle a las viejas que el loro no entiende lo que dice, que sólo repite y uno se vuelve loro explicando y explicando y repitiendo lo mismo. ¿En qué deriva todo esto? Peleas familiares por ver quien tiene razón. Matrimonios destruidos porque el lorito se aprendió primero el nombre del marido antes que el de la mujer, o viceversa. El nene aprende a decir malas palabras por el animal (del padre que le enseña a decir barbaridades). Muchos etcéteras.

El perro no es como el loro. Digo como todos los que estamos orgullos de nuestros canes, el perro sí entiende, y todo.

Ya veo que ustedes me ven alabando a los perros, pero me dirán: ¿y la caca, eso no es un problema? Es un problema del humano. En vez de criticar al perro, por qué no inventás un inodoro para perros o un pañal al menos? "El gato es mejor porque la tapa" ya los estoy escuchando. ¡Mentira! ¿Cómo va a ser mejor que la tapen? Primero, no la podés esquivar nunca porque no la ves. Y segundo, además del regalito vas a tener que limpiar barro de tu zapatilla.

En fin, el perro es compañero (no como los peces que viven encerrados en sus peceras y nunca salen a verte) y hacen trucos buenos para ver (a mí o me hace gracia ver a un hamster dando vueltas en una ruedita y que el dueño me lo pinte como un atleta). Si no tenés plata come lo que hay, no como la tortuga, animal elitísta si los hay, que si no come la lechuguita se muere. ¡Con lo cara que está la lechuga!

Además, los perros fueron al espacio exterior, ¿qué otro animal me puede decir eso?

Ni los seres humanos, es todo mentira lo de la llegada a la Luna.

No somos nada.

Y bueno, "quelevachaché" , ¡volvé cuando quieras!

lunes, 11 de febrero de 2008

El sueño del monumento propio


Uno a veces, no digamos que tiende a ser egoísta, pero quiere y hasta pone razones para que a uno lo reconozcan. ¿O no? No está mal que una persona aspire a que le hagan un monumento. Más allá de todo, porque hay otros que aspiran a cosas peores o, directamente, aspiran otras cosas. Pero no nos vayamos de tema.

Supuestamente a los que le hacen un monumento es porque hicieron cosas buenas para la sociedad. Al menos eso te enseñan en la escuela. Pero, también hay que decir que en esa institución se valora a tipos como Sarmiento en su plenitud, pero ahora sabemos que hizo algunas buenas y otras que dejaron mucho que desear. Es más, habrían dicho que murió un 11 de septiembre y reencarnó en la misma fecha con el nombre de Bin Laden. También hay monumentos a Roca, así que debo replantearme entonces lo de hacer cosas buenas para tener un monumento.

Sin embargo, al mirar a esta gente vemos que esto es algo universal. Que si ellos llegaron a hacerles una estatua, a todos nos pueden hacer una.

Entonces me pongo a pensar, ya no de qué manera, sino de cómo sería mi estatua. Aunque se me hace pensar que correría la misma suerte que la Estatua de la Libertad en la película Cloverfield. No obstante, quizá es mejor que tu estatua termine sin cabeza, a que tenga sobre ella desperdicio de paloma. Sería algo más digno.

Hablando de la Estatua de la Libertad, digo yo, qué manía esa de los yanquis de querer ver todo destruido. Lo transmiten desde sus Superproducciones de Hollywood hasta en sus Supermartes, en el que eligen a gente que le gusta ver monumentos destruidos, naciones destruidas, familias destuidas.

Me quedé pensando en la versión argentina de esta película. En lugar de la estatua de la Libertad, la harían con el Obelisco, supongo. Ahora, teniendo en cuenta que, dicen que dicen, el Obelisco simboliza a una parte del cuerpo no precisamente unisex, si para un yanqui sensible sería tristísimo ver a su estatua decapitada, lo nuestro sería más bien doloroso.

En fin, ahora ya que es verano andate a la playa, pero con protección solar porque, tal vez parafraseando a Inodoro Pereyra, el bronce ya lo tenés asegurado en tu monumento.



¡Volvé cuando quieras!

lunes, 4 de febrero de 2008

Si te he visto no me acuerdo

A esta la vi, pero los Tiempos han cambiado, Charlie.

Uno de mis problemas a la hora de una conversación amena con la gente es que las películas que siempre dan vueltas, nunca tuve la oportunidad de verlas. No soy alguien que se caracterice por ver películas. He llegado a la conclusión de que soy lo contrario a los chicos (y no tan chicos, obvio) que esperan ver la película antes que leer el libro. Yo tal vez prefiero leer como se hizo una película, no precisamente en un libro, puede ser en un suplemento de espectáculos.
Dense cuenta. Para que yo vea una película tiene que: ser extremadamente pochoclera y comercial (para decepción de mi yo antiimperialista), porque la propaganda me atrapa más de una vez y cedo. O también que alguien traiga un DVD para ver en casa (porque la video se me rompió hace mucho) y, aunque sea pésima, la termino mirando.
No soy de los que miran canales de cine en el cable tampoco. No me gusta perder tiempo adivinando si la película me gusta o no. Mi paladar de cine es más bien conservador, no pide comer todos los días manjares (me gustaron películas que para los entendidos de mis amigos eran horribles), pero pido una oferta decente y tradicional, una oferta segura. No me animo al sushi ni al pancho con chucrút, no quiero agarrar una película de origen desconocido. Tal vez me terminarían gustando, pero para qué arriesgarse si pegaditos a los canales de películas están los de deportes, o quizás, si ando de suerte, engancho a Los Simpson por Fox.
La única vez que sobreviví haciendo zapping entre los canales de cine fue en los primeros días del decodificador en casa (que lo pedimos para el fútbol) porque teníamos gratis HBO y Movie City. Y, otra vez cayendo en lo comercial, me digo: "es HBO, che, y es gratis, ¿cómo no lo voy a ver?" así me terminé comiendo un par de películas de dudoso gusto.
Tampoco soy de esos hombres rellenitos que tienen el Torino, todo destruido, en venta y te dicen: "no, las de Rambo están buenas."
En fin, el calor me está pidiendo que deje de escribir y, sobre todo, de pensar, así que para complementar el post, les pido a ustedes, mis comentaristas, que vayan tirando algunos nombres de películas para que vean que no las vi. Cualquiera, no dejen volar su imaginación, la más simple.


¡Volvé cuando quieras!
...pero si querés leer una crítica de una película, no vuelvas más.