FIJATE LO NUEVO

martes, 3 de febrero de 2009

If you knew eating well...

Asumió Obama y la gilada le llena la mochila de temas como el antídoto conta la crisis y la paz mundial (ja, ¡qué ilusos!) cuando hay un asunto pendiente mucho más importante para los yanquis y - por inercia globalizadora - para el resto del mundo: que aprendan a comer.

Este post podría traducirse a vuelo de pájaro como contestatario a la comida chatarra y de lo mal que te hace comer un Big Mac pero no, señor, yo no milito en el fascismo de los sanos. Comete una veintena de chinchulines si te place, pero que tarde un poquito, porque éste es el problema: cuando la comida es rápida. El problema comienza cuando el fast ayudado por el capitalismo, gran impulsor de la medida del tiempo, llega hacia la food y aparecen hamburguesas hechas de gusanos pero preparadas en un minuto.

He discutido con el Sociólogo no convencional Emilio Durlock acerca de este tema. Él, apoyado en la imperdonable regla de proporciones directas, sostuvo que mientras más rápida fuera la comida, más rápido desaparecería el hambre en los pobres. "Sobre todo cuando los piqueteros van a exigir Big Macs" agregó. No obstante, yo creo que si se pierde la tardanza de la comida, por ejemplo, la madre preparando una lasagna toda la mañana, el capitalismo nos haría perder otro placer del hombre. Justifiqué con lo siguiente, ¿vieron que hay gente que afirma que las tres mejores cosas de la vida empiezan con C? (Una es comer, le cambiamos la M y es otra y a ésta si le cambiamos las vocales sale la tercera, ¿se entiende?)

Entonces formulé que el capitalismo nos hace aceptar que una de esas cosas si es rápida, está bien. Pero que yo sepa que hay otra cosa que empieza con C que si pasa muy rápido, no es muy bueno que digamos...

Y así, los yanquis siguen difamando a la comida con sus concursos de embullidores de salchichas que degluten 200 por minuto y mientras más rápido mejor y con su sueño de que el Pueblo se alimete a base de pastillas a modo astronauta, con el mismo sabor a lechón, por ejemplo, pero sin la exquisita forma del lechón. Por eso pido, señor Obama, que cambie al menos esto.

¡Volvé cuando quieras!

16 comentarios:

La candorosa dijo...

Comida rápida es igual a obesidad rápida y desnutrición veloz...

Pero Obama ahora anda ocupado con otras cosas... no le ande molestando con estas nimiedades!!! (?)

Abrazos y candores varios!!

KAZ dijo...

Jaja, pero no es ninguna nimiedad la desnutrición veloz.

Candores para usté también!

Meme dijo...

Claroooooo!!!!
lo venis a mlestar por esto
y el tipo esta meta cerrar carceles clandestinas,
haciend las paces con Cuba,
retirando tropas de afganistan,
bajando el precio de los Marroc,

Por favor, no pidamos ganzadas!.-

Tomás Münzer dijo...

Ja, claro, porque lo importante del lechón es la picada previa, el vino con amigos, y así, los fideos de la vieja es la reunión familiar, nos hacen perder las costumbres, todo pa que morfemos rápido y perdamos menos tiempo para ir a trabajar.

LuLú dijo...

Iba a comentar algo sobre el post pero te cago Meme... what, what, what? Obama está haciendo algo para bajar el precio de los Marroc???????
Ojo con lo que decís en contra de mi nuevo Dios, el gran Obama porque te las vas a tener que ver conmigo ehhh!

Igual tranquilo, el asado no se va a perder nunca, no puedo decir lo mismo de las pastas del domingo porque con esas salsas inmundas enlatadas o ensobradas ya lo están arruinando, pero bueno, la competencia entre machos alfa por ver quien hace el mejor asado nos va a salvar del capitalismo =D

KAZ dijo...

Meme, ahh, está bajando el precio del Marroc? Copado.
Y bué, me gusta pedir y escribir ganzadas, para eso es el blog :P

Munzer, claro, es el típico truco de la sociedad de la máquina hacia la tradicional.

Lulú, tenés razón con lo del asado. ¡Quién se perdería el aplauso pal asador!

Dalma dijo...

si vieras mi comida si que la deglutirias rapidisimo para que la tortura dure poco

Horacio dijo...

pero qué ricos gusanitos eh :)

me hizo acordar además a la canción del gusanito jajaja, no la pasan más!!

KAZ dijo...

Dalma, jajaja, no te tires tan abajo. Rápido, pero al menos la deglutiría...

Horacio, es verdad, toda una injusticia con esa canción, estaba buenísima... Nadie me quiere, todos me odian... :P

Akasha ::.. dijo...

Ah, querido, pa mi que estamos como estamos porque en USA comen mas salchichas que nosotros.

Dice el mito que en EEUU las hamburguesas de soja no existen. Dicen el mito, yo no se nada, vio.

Tomás Münzer dijo...

Ey, en tu diario favorito (:P) hay una nota de cómo se hizo el tetris, que a vos tanto te gusta
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1096932&pid=5796940&toi=6264

saludos

Classina P. dijo...

buenísimo el post, saludos y buen finde

KAZ dijo...

Akasha, pero ahí venden salchichas de soja, como las que vende Apu :P

Tomás, nahh qué grande, gracias por la info. Viste que La Nación no es tan malo :P

Classina, gracias, buen finde para vos también ;)

Cosme Fulanito dijo...

muchachos...este... es necesario ser extremista con el big mc???? Yo los sigo a todos lados... prendamos fuego todos los Mc, pero yo los veo desde la esquina comiendo un cuarto de libra y arengando a la turba iracunda!

Volquemos nuestra indignacin a los Sushi Bar, esos si que nos llevan a la destruccion... quin carajo quiere comer un chicle de merluza?

KAZ dijo...

Pff... el sushi también! Pero primero hay que terminar con el Imperio Yanqui para ocuparse de esos otros despropósitos culinarios para imponer el choripán en todo el mundo :P

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y a invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.