FIJATE LO NUEVO

martes, 26 de mayo de 2009

Hacerse responsable del tufo

El hombre alcanza su máximo punto de hipocresía cuando aparece algún tufo. Y prolifera la falsa honestidad de frases como "no, yo no fui, sino no tengo problema en decirlo" o se dicen aquellas que otorgan lo que llamaremos derecho de primer acusador (el famoso "uh, alguien se tiró un..." y resulta que ese alguien era él mismo).

Este estudio desarrollado por el sociólogo Max Webón analiza grupos humanos cuyos lazos sociales se encuentran orientados por lo racional con arreglo a fines (la finalidad de quedar finoli) y no en sociedades tradicionales de lazos amistosos cuya norma es el "tomá, fumate este." Además cuenta con datos estadísticos de los Apóstoles de Barreda que describen la hipocresía del vulgo.

El análisis comprende toda emanación del cuerpo. Porque, además de las situaciones descriptas, también aparece la que llamaremos la alegoría de Heidi (la que tiene siempre un chivo bajo el brazo). Aquí la hipocresía suele tomar un rumbo más directo en sociedades anómicas carentes de normas, en el solo hecho de levantar el brazo, olfatear la zona sudorípara y esbozar un perverso "yo no soy." Lo peor es que la falsedad de ese "yo no soy" es incomprobable porque no te dará nunca el cuero para olerle el chivo al otro.

Y uno deberá aguantarse la despreocupación de la higiene ajena. Es de muy botón acusar con nombre y apellido (además de que uno siempre sabe quién fue). Un ejemplo es Tití Fernández - siempre es bueno echarle la culpa de algo - que siempre que se venía un cambio en Boca decía "hay olor a Figueroa."

Concluyendo, de algún modo habrá que sincerarse y hacerse responsable del tufo propio, que tampoco lo justificará de ningún modo. Quisiera establecer una ley sociológica, pero no se me ocurre nada. Pero ojo, que esta debería funcionar: vaya al baño y báñese, sucio.

¡Volvé cuando quieras!

lunes, 18 de mayo de 2009

El Facebook es un atraso

Que el féisbuc nos retrotrae es una realidad. Un ejemplo claro es la forma de entablar relaciones. De la misma manera que en el blog uno busca comentaristas y en el fotolog, effes, en el Facebook uno emprende la búsqueda de amigos mediante solicitudes. Sin dudas, una regresión a nuestros viejos "¿querés ser mi amigo?" dignos de salita celeste.

Y no se justifica el retroceso sosteniendo que mucha gente usa el caralibro para reencontrarse con amistades pretéritas.

Los que saben que yo también tengo una cuenta, me calificarán de hipócrita cuando no vos, amigo bloguero, al leer esto, de defecionar. Ni una cosa ni la otra. En todo caso seré un bobo que hace las cosas dos veces. ¡Pero nunca voy a negociar EsCaerBajo con la coerción de la moda, caracho! Porque el Blog manda, señores. Y lo que hoy hace la gilada en Féisbuc nosotros ya lo hicimos mil veces en la blogósfera. ¿O el famoso Living "Pick your five" Social no es acaso lo que nosotros llamabamos memes? Posteá, te dicen, las cinco cosas que llevás siempre, los cinco cosas que sin ellas no podrías vivir, las cinco personas por las que te dejarías acosar sexualmente, las cinco... ¡Eso ya lo recontra hacíamos, rehicimos y aborrecimos! Y creo que hasta los erradicamos también; hace mucho que no hago alguno.


La gilada 2.0 es así... Obviamente hay muchos más defectos en esa red social (los tests y los que se quejan de recibir mails cuando los pueden inhabilitar, por ejemplo), pero seré vivo y los dejaré para cuando no se me ocurra nada para postear.

Vlv Cnd Qrs!

lunes, 11 de mayo de 2009

Contra la secularización

Comencé el año diciéndoles, hermanos blogueros, que debería volver la Inquisición para frenar a Cumbio y hoy los vuelvo a sorprender con este título. He descubierto que la secularización puede llevar consigo la caraculización de la sociedad. El siguiente ejemplo que me toca vivir en carne propia les servirá para aclarar sus dudas.

La vida me encuentra cursando el CBC (saborizada) en la sede San Isidro de la UBA y tengo parcial de Sociología el viernes. Resulta que ese día se realizan las fiestas patronales de aquel partido del muralista y se había corrido la bola de que por ello no iba a haber clases y por ende, zafábamos. Bastó con un trascendido que lo negaba para romper nuestra ilusión. "Ven" dice entonces el docente con Las Formas Elementales de la Vida Religiosa en el escritorio esbozando una sonrisa "eso es porque estamos con Durkheim y tenemos educación laica y secularización, jojo." Y ponete ya a estudiar.

Simple conclusión: la secularización nos quita esa felicidad que viene de a feriados y se debe detener porque claro, acá hay muchos ateos pero guay si nos quitan la Semana Santa para en cuatro días rascarnos comernos un huevo.

Y hoguera a las páginas de exámenes que te cuentan qué NO van a tomarte este año.

vlv cnd qrs!

lunes, 4 de mayo de 2009

La culpa de todo la tiene Carrió

En el primer programa de Un Mundo Perfecto, Pettinato mencionó algo así en su monólogo: "Kirchner como vio que Macri adelantaba las elecciones de la capital, él adelantó las nacionales y después Carrió dijo '¡entonces yo les adelanto el apocalipsis!'"

El calendario maya y Nostradamus dicen que en el 2012 recién llegará el apocalipsis pero, señores, esto es Argentina y puede pasar cualquier cosa. Y Lilita lo hizo nomás y tenemos dengue, gripe porcina, crisis económica, cambio climático, delitos a cada rato, noticieros que no puede ser que exageren y falten a la verdad, la lacrimógena separación de Tinelli y Paula Robles...

Otro indicio de lo malo que se viene es que haya un presidente de color en los racistas EE.UU. Es más, en Impacto Profundo (una de las tantas películas en que cae un meteorito y morimos todos) el primer mandatario es Morgan Freeman. Recuerdo que una vez me dieron un folleto que decía que una de las causas del advenimiento del fin del mundo era la conformación del estado de Israel, con algún fundamento de la Biblia. Aunque pienso que esto debe ser alguna pantomima de D'Elía más que de la dirigente de la CC.

Concluyendo, el fin está cerca... No, mentira. O sí, ¿quién sabe? A mí siempre me sorprendió por qué se le recalca como defecto a Carrió ser "apocalíptica" cuando la historia del país está plagada de hechos lamentables y poco cercanos del paraíso. Y ahora, muchos de los que la acusan de ello, votarán por un hombre que predica que en el caso de perder, volveremos a la crisis de 2001 y el país se detendrá...

Por mi parte, al apocalipsis lo combato con una buena dosis de canciones optimistas de Bob Marley (a no confundir burdamente con cannabis) y esperando que el tiempo me dé tiempo aunque sea para votar una vez en la vida.

VCQ!