FIJATE LO NUEVO

viernes, 2 de septiembre de 2011

La nueva atracción de la ciudad

Ya ha revisado más de una vez, con notable turbación, la guía turística de bolsillo que había comprado en el aeropuerto. Camina por la peatonal con paso vacilante: se tropieza con oficinistas, un colectivo 17 casi lo pisa. 

¿Había llegado al lugar que le habían recomendado? Mira el cartel de la calle: es correcto. ¿Pero adónde está lo que buscaba? Su español es paupérrimo, cualquier transeúnte se impacientaría: vamos a ver si hay alguna indicación en algún cartel. "Soy Bien... Soy Bienvenido." Se mostró agradecido pero no supo bien por qué. Siguió escrutando los carteles de la vía pública pero no vio más que culos. De pronto, alguien le toca el hombro. 

El visitante contempla los ojos ansiosos de un hombre que le empieza a hablar con un forzado acento español. Nuestro héroe balbucea, pero el locuaz gallego porteño lo acorrala con sus ofertas y lo invita - no sin mediar violencia - a pasar por su restaurante. Afortunadamente, otra persona al grito de "cambio cambio" lo libera (no con mejores intenciones). Por cansancio, el extranjero accede a pagar unos billetes a cambio de su libertad.

Vuelve a su estupor: ¿dónde están? Acude a un muchacho que tiene ostenta un cartel y acosa a todas las personas de aspecto brasileño o nórdico ofreciéndoles su maravilloso "city tour". El pibe casi cae desfallecido cuando el visitante se dirige a él (¿era un sueño o las personas no le huían sino que le buscaban?). Nuestro extranjero se esfuerza por preguntar si ésta era la calle Lavalle. El muchacho asiente, por lo que el visitante inquiere, liberándose de una opresión: ¡¿y dónde están los cines?!

El muchacho le da una palmada y lo invita a sumarse al tour. "Su guía turística está desactualizada, por lo visto. Ahora no hay más cines. La nueva atracción de la ciudad es el Cementerio de los Cines." El visitante así empezó a fotografiar las placas conmemorativas "Cine Iguazú Año...", "Cine Ambassador Año...", "Cine Ocean Año..." "Cine Sarmiento Año...", "Cine Paramount Año...". También pudo comprarse algo en las saladitas y conocer al pastor de una iglesia universal.

3 comentarios:

Hugo dijo...

Acá el único cine cerró en 1990, por lo menos.

Si querés ir a algo parecido a un cine, es un viaje largo. Supongo que entre el precio y la facilidad de bajar una peli en Internet, están condenados.

Zeithgeist dijo...

pero todavía hay cines porno. Que no se pierda el aguante cheee!!!

KAZ dijo...

Hugo, me imagino, si ya no hay ni en capital... Los condenaron la piratería y las grandes cadenas también.

Zeithgeist, jajaja, no: ahora hay más folletos porno que otra cosa.